lunes, 8 de diciembre de 2014

Instinto maternal

Siempre he tenido claro que quiero ser madre y desde hace un par de años, he tenido claro que ni de broma llegaría a los 30 sin ser madre. El hecho de que en mi familia los peque se multipliquen y que cada año haya una silla más en la mesa, creo que han acelerado aun más las ganas de ampliar la familia.

De repente algo hace clic y el deseo de aumentar la familia casi se convierte en una necesidad... Algo sucede y ese deseo incrementa aun más. El tema se vuelve recurrente y sin darme cuenta, me descubro fantaseando e imaginando nuestro futuro de 3...

Hace algunos años pensaba que esto de quedarse embarazados era más bien sencillo, con levantar barreras y practicar lo suficiente (:P) valía. La vida tiene a bien darnos  algun palo que otro, y el año pasado estuve muy muy enferma. Como todo momento duro nos sirve para darnos cuenta de lo que es importante y lo que no. Después de conseguir el visto bueno del equipo médico y haber hablado con mi marido sobre ello, hemos decidido que sea inicio del 2015 cuando levantemos barreras :-).

Después de haber pasado por lo que he pasado, reconozco que tengo miedo a enfermar, pero también sé que no merece la pena postergar el deseo de ampliar la familia. No creo que merezca la pena postergar el deseo ni esperar a tener más dinero, porque la edad no perdona y esperar puede significar tener problemas...

3 comentarios:

  1. Lo dices varias veces en tu blog y lo comparto 100%, no existe el momento perfecto. Y te añado que luego parece que la vida se te va ordenando sola y todo encaja :)
    espero que estés recuperada de tus problemas de salud y que la próxima silla el la mesa sea para tu peque :*

    ResponderEliminar
  2. Lo dices varias veces en tu blog y lo comparto 100%, no existe el momento perfecto. Y te añado que luego parece que la vida se te va ordenando sola y todo encaja :)
    espero que estés recuperada de tus problemas de salud y que la próxima silla el la mesa sea para tu peque :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tener hijos es un proyecto que dura hasta el final de nuestros días y como todo gran proyecto, es prácticamente imposible que para desarrollarlo se den siempre las circunstancias óptimas.

      Eliminar