miércoles, 7 de octubre de 2015

Típico alemán: Su limpieza

De todo hay en la viña del Señor, eso está claro. Vaya por delante que no tengo el gusto de conocer a la población completa que habita tierras teutonas, con lo que si hago referencia a “los alemanes” me refiero a ese grupo de gente que conozco. Muy majos ellos, pero con sus rarezas.



Aquí van algunas en lo que a la limpieza se refiere:



-En Alemania la lejía es prácticamente una desconocida. Venderla, la venden, no vamos a mentir. Pero no es muy común que la utilicen.



-Los alemanes no saben lo que es una fregona. Ellos tienen dos maneras de guarrear limpiar el suelo. Variante a) ponerse de rodillas  limpiar como nuestras abuelas lo hacían, con un paño y frote-frote. Variante b) con una mopa. Sí, con esa mopa con la que nosotros limpiamos el parqué flotante. Ellos la mojan y guarrean limpian. La mopa la escurren retrociéndola con las manos....¡un asquito!



-Los platos no se friegan, se bañan. Tapón puesto en el fregadero, éste lleno de agua jabonosa y ¡ea tos pa’dentro! Cuando ya están todos los restos reblandurrios, le dan al frote con un trapillo o con un  cepillo. (Aclaro que mi mitad teutona friega normal, osea como Dios manda o como a mí me gusta.)



-Cuidadito con los productos de limpieza que son giftig (venenosos). Se usan en limitada cantidad. A esta gente eso de que huela a limpio, vamos a lejía, pronto, o Don Limpio, como que les da mal rollo. 



-Las ventanas de limpian una vez al año. Concretamente durante el Frühjahrsputz. El resto del año se van cubriendo de una capa de porquería que nos lleva a pensar que nuestro patio está teñido de un tono malva o gris, tipo foto antigua. ¡Muy romántico todo!




13 comentarios:

  1. Me ha hecho mucha gracia porque se parece bastante a como son los Belgas. Lo de la lejia, me costó como unos cuantos meses encontrarla en el super y todavia estoy buscando amoniaco...eso no lo he encontrado aun. Asi que cuando vamos a españa entre otras cosas compramos lejia del mercadona jaja.

    Fregonas lo mismo, esa misma mopa que escurren con las manos que me parece muy asqueroso... aunque si que he visto que venden fregonas en el super, aunque creo que eso no se lleva en las casas :P

    Y lo de fregar los platos también, me acuerdo que fuimos a casa rural , ponía que tenía todo los utensilios de limpieza y cuando vamos a fregar nos encontramos solo con la escobilla esa...

    Lo de las ventanas...pues ahí me tengo que incluir en el saco porque es algo que no suelo limpiar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Merimeri, aquí en Austria tampoco hay amoníaco, está prohibido. Sin embargo hay un producto que se llama Orinesteinentfehrner ( alejador de piedra de orina) que lleva un 5% de Salfuman. TIene que haber algo así, mira donde compran los de hostelería para limpieza de baños. Si no todos los wáteres se ponen negros. Qué asco.

      Eliminar
    2. ¡Qué horror el wáter negro!
      Con lo güena que es la lejía para ciertos menesteres, no entiendo que le tengan tanta tirria.

      Eliminar
    3. Ceci, pues aquí también debe estar prohibido porque no hay manera de encontrarlo, no se sí será muy contaminante porque aquí son muy respetuosos con el medio ambiente, que está muy bien pero me gustaría encontrar productos de limpieza más efectivos... Mirare aquí como es la traducción de ese producto a ver si lo encuentro jeje.
      Tengo una amiga que se trae en la maleta el producto KH 7 porque dice que si no su cocina no queda limpia XD

      Eliminar
  2. Pensé que ibas a contar que son muy limpios e iba yo a contarte que cuando leía a Mamá en Alemania, ella decía que los teutones de su zona eran un tanto guarretes. Y va a ser que coincidis.
    En una cosa tienen razón y es que los productos de limpieza no son nada buenos para la salud.
    ¿Cuando es el Frühjahrsputz?
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Frühjahrsputz suele hacerse en primavera para la gente deja ciertas cosas, como la limpieza de las ventanas, para más adelante.

      Y sí son bastante cochinotos aunque he de decir que a mí marido ya le sometí en su momento a una terapia de choque y ahora lo deja todo "muy limpísimo"(palabras textuales).

      Eliminar
  3. Jejeje. Esto explica muchas cosas... Tuve un ex-novio alemán que hizo que se me cayeran multitud de mitos e ideas preconcebidas acerca de los alemanes y entre ellas estaba la limpieza. Chica, es que no había manera de que dejara limpio un plato! Todos chorreantes de grasuza y yo no me lo explicaba. Si se tiraba 2 horas en la cocina! Un día le enseñé a fregar porque iba a acabar conmigo. Él me miraba raro pero aceptó con su exquisita educación (debía que pensar que era una tía rara).

    Y en lo de los productos peligrosos, doy fe. En unas estancias se me cayó un botecito ridículo de formol delante de unos alemanes y les faltó tiempo para salir corriendo despavoridos del laboratorio cuando yo ya estaba bayeta en mano limpiando el desaguisado. Y ellos: 'Pero loca!! Que haces!! Que es cancerígeno!!!'. Y en ese momento decidí no llevarles a ver la sala de anatomía en la que los chavales remojan trapos en barreños del super llenos hasta arriba de formol, los escurren con sus manitas, se llenan enteros de la sustancia y se disponen a guardar los cadáveres..... Y encima sin ventilación porque lleva 10 años sin funcionar (si, amigos, this is Spain!).

    Lo de las ventanas.... yo debo ser muy alemana porque lo voy dejando, lo voy dejando.... y al final, se nota!

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, ni calvo ni con tres pelucas ;p. No hace falta intoxicarse, pero vamos que la lejía mata si te la bebes...

      Eliminar
  4. Jajajaja, hola!! (Soy la de Crónicas)
    Aquí en Austria es muy parecido. Mi suegra vino a España y le di la fregona ( porque me pidió ayudar) y no sabía pasarla, jajajaja. Son guarrillos, eh??
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola bonita, ¡Ay la fregona! Levanta tantas pasiones como odios. Yo me niego a guarrindonguear y a dejarme las rodillas fregando, así que fregona al canto.

      Eliminar
  5. En Suiza hasta hace unos años había que pedir un permiso especial para poder comprar lejía (el amoniaco creo que también), para pedir el permiso se explicaba lo que se iba a hacer con el producto. Ahora ya no es así, pero los productos que venden como lejía es rebajada.
    Aquí se conoce la fregona, pero se estila mas bien la mopa esa cuadrada que hay que quitarla del palo para sumergirla en agua, escurrirla, se vuelve a poner en el palo y se sigue fregando.

    Lo de las ventanas, tengo que reconocer que yo las limpio una vez cada siglo, pero porque soy una negada y no se limpiar cristales, que en lugar de limpiar los guarreo mas jajajajaja

    Me encanta esto de los post sobre costumbres alemanas :-)

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que el "arte" de los alemanes para la limpieza es muy...digamos simpático jejeje.

      Para mí la lejía es importante porque me gusta desinfectar no sólo el baño, sino también la cocina.

      Veo que fuera de España la lejía no se ve con tan buenos ojos. Yo me pregunto, ¿cómo dejarán la ropa, trapos de cocina etc. relucientes?

      Eliminar
    2. No soportan el olor, cuando huele a lejía les parece terrible....
      Aquí se estilan los productos-anti-bacterias-inoloros...

      Eliminar