lunes, 1 de febrero de 2016

Si todos pensáramos de vez en cuando...

(Esta entrada la escribí hace algún tiempo, después de haber tenido un par de semanas desesperantes)


Todos hemos sido dotados con un cerebro, pero no todo el mundo lo utiliza de manera provechosa. No, señores, no hablo de filosofar a lo Punset o de tratar de salvar al mundo o erradicar la pobreza.  Hablo de pensar antes de hacer cosas sencillas y banales.


¿Qué le costará a la mayoría de la gente mirar por donde camina? Si pensaran un poquito se darían cuenta de que pueden estar, quiero que creer que sin intención, bloqueando el camino.


¿Qué les costará a los conductores mirar dónde aparcan? Que sí, que la vida del conductor de ciudad es harto dura, y sufren diariamente lo indecible tratando de desplazarse desde el punto A al punto B. Pero esto a mí, como despiadado peatón que soy, me trae sin el más mínimo cuidado; salga usted, querido conductor, con más tiempo disponible de casa y mire por favor por dónde circula, y sobre todo cómo lo hace.


¿Que les costará a los manejadores de carro de supermercado mirar donde lo "aparcan"? Herr/Frau, procure usted no bloquearme todo un pasillo entero por haber "aparcado" su carro en línea.


¿Por que hay gente que parece tener como única función vital hacer constantemente preguntas absurdas? Si, evidentemente todos tenemos un momento de absurdez mental transitoria, pero de ahí a dejarse en evidencia a uno mismo continuamente, hay una sutil diferencia.


Y por desgracia hay gente que parece reunir las maravillosas características citadas anteriormente en una única persona...además de otras muchas.

Qué trabajitos me manda el sennor...

8 comentarios:

  1. Así es, el ser humano hace tiempo que se ha embrutecido. No hay educación. Es una vergüenza.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra ver que no soy la única que lo ha notado... ¡Qué pena!
      Besos!

      Eliminar
  2. ¡Y qué razón tienes!
    Si pensásemos un poco más en los demás el mundo sería más fácil. Pero no, lo mejor es ir a tu bola y a los demás que les den. Lo que parece que no acertamos a pensar es que por esa regla de tres los demás también pensarán igual y eso afectará a tu vida.
    Has mencionado a los conductores, pero yo también mencionaría a los peatones que cruzan corriendo por cualquier esquina obligando a parar a los conductores y arriesgando vidas.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, he olvidado a los malvados peatones. Hay cada uno... Aquí la gente se tira a la carretera sin mirar y encima con los cascos puestos :S.
      Besitos!

      Eliminar
  3. Yo ahora reconozco que me siento torpe con mis andares de Fraga. Me intento apartar del camino de la gente y le doy un barrigazo a otra persona, o me desequilibro y vuelco.... Total, que he decidido ser pelín maleducada y andar a paso de tortuga, recta por mi carril U_U. En cuanto desaloje, volveré a mis antiguas y buenas costumbres, jiji.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hobbita bonita, tú estás preñi y tienes disculpa. Al igual que personas con problemas de movilidad (con muletas, andadores etc.) necesitan más espacio para maniobrar y debemos dárselos.
      Besos!

      Eliminar
  4. Ayyyy cuánta razón en unas pocas palabras!!!! Mi abuela siempre me decía que por la calle hay que ir por nuestra derecha para no interrumpir el paso a los demás, y si vamos a girar, cambiar o frenar de repente mirar antes para no liarla.
    Y también está lo de invadir los carriles bici. Mi ciudad tiene muchos, y siempre hay gente atravsada creyendo que es el Foro romano y se puede arreglar el mundo ahí parado. El domingo un ciclista atropelló a una anciana que estaba en pleno carril bici en una arteria principal, no un carril bici de un parque que a lo mejor no vio. Al final ambos heridos y me imagino el disgusto del conductor por estar herido y por atropellar a una señora. Cuando cojo la bici acabo de los nervios.
    Y respecto al post anterior, a mí también se me hace pesado hablar por teléfono, de hecho lo dejo para arreglar cosas que no tienen otra vía.
    Uun besito y feliz martes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué nos costará mirar por dónde vamos!

      Muchas veces creemos que los jóvenes can a su rollo y sin poner cuidado, pero hay gente mayor que se las trae también.

      Besos!

      Eliminar