jueves, 18 de mayo de 2017

Mamiexpat: Porteando que es gerundio I

Me equivoqué, de hecho me confundí de lleno y me alegro de ello.
Con regocijo y alegría vengo a contaros que me gusta portear, es más, me encanta! Y sinceramente no me lo esperaba...Llegados a este punto y antes de seguir profundizando en mis impresiones, que por supuesto no son sólo positivas, tengo que dar las gracias a la Hobbita y a su serie de entradas sobre el porteo.




Sinceramente no creo que el porteo sea algo para todo el mundo, pero sí creo que muchas personas que piensan que no lo van a disfrutar, se equivocan. Al igual que me equivocaba yo. La teoría la llevaba bastante bien ya que en el embarazo leí algunas cosas al respecto e incluso aprendí a diferenciar los distintos sistemas de porteo que hay, cosa que al principio no me resultó nada sencilla!

A día de hoy porteo a Plumilla diariamente unas 3-4 horas de media, que si bien no es mucho, tampoco es moco de pavo. No me supone trabajo alguno y si bien en cierto que la espalda lo siente, pero si utilizamos el método de porteo adecuado a cada momento, no hay motivo para que la espalda sufra. Por supuesto hay que evitar excesos ya que llevamos un peso extra, que aunque lo llevemos muy agusto, el bebé pesa lo suyo.

Nosotros tenemos 3 porteotrastos que utilizamos de manera habitual y dependiendo de qué queramos hacer. Tenemos un fular elástico, la mochila Marsupi y la Ergobaby. A priori suena a mucho, pero os puedo asegurar que cada cosa tiene su función y la cumplen fantásticamente.

En próximas entradas or iré contando mis impresiones acerca de los porteotrastos que tenemos y qué ventajas y desventajas veo a cada uno.

martes, 16 de mayo de 2017

Aceite de árbol de té

Hace algún tiempo Marigem publicó una entrada contando los beneficios de utilizar el aceite de árbol de té (lo siento pero no puedo enlazar su entrada). Yo ya había oído que tiene muchas propiedades y casualidades de la vida, me lo recomendaron hace algunas semanas y lo estoy utilizando para dos cosas que no imaginaba.


La podóloga me recomendó frotar los pies después de la ducha con un par de gotitas del aceite para evitar los hongos. Este truco es muy interesante si tenemos tendencia a que nos suden los pies.


El segundo uso se lo estoy dando con los pañales de tela*, cuando los pongo a remojo un par de horas, echo unas gotitas del aceite en el cubo y así los desinfecto.


En cuanto al olor debo decir que no me parece tan desagradable. A ver, no es que huela a flores silvestres, pero tampoco es un olor tan fuerte. Respecto al precio debo decir que me parece bastante caro. Yo pagué en la herboristería 5€ por 5ml. Aunque es cierto que cunde bastante.


Vosotros conocíais el aceite del árbol de té? Lo habéis utilizado?

jueves, 11 de mayo de 2017

Mamiexpat: Primeras impresiones pañales de tela

Ya os conté en esta entrada que me había animado a probar con los pañales de tela. Aún no llevamos más que un par de semanas con ellos, eso sí, de manera muy intensa. En este periodo de prueba y antes de decidirnos a ampliar la cantidad, me he dado cuenta de ciertas cosas, algunas me han sorprendido y otras ya las intuía y la experiencia me ha servido para confirmarlas.

Os cuento brevemente cómo lo estamos viviendo y qué ventajas y desventajas le veo a los pañales de tela:

Ventajas
  •  Las irritaciones de pañal han disminuído hasta casi desaparecer y las dos veces  que han aparecido rojeces, se han ido mucho más rápido que con los pañales deshechables.
  • La cantidas de basura y olores han disminuido mucho.
  • A la larga se ahorra dinerito, que nunca viene mal.
Desventajas
  • Hay que leer mucho e informarse muy bien sobre los distintos tipos de pañales que hay. Esto es un universo propio!
  • La inversión económica es más fuerte de golpe.
  •  Hay que lavarlos lo que requiere cierta organización con las coladas.
  • Hay que aprender a utilizarlos bien.

En próximas entradas os contaré más detalladamente cómo nos está yendo y cuáles han sido nuestros errores garrafales.

Vosotras probaríais los pañales de tela?

jueves, 4 de mayo de 2017

Mano pocha II

Hace algunos días os contaba que tengo la mano derecha fastidiada. La cosa va para largo, entre otras cosas porque la sobrecarga de la muñeca ha sido importante y si a eso le sumamos mi torpeza, pues me he hecho bastante daño.


Me daba bastante miedo no poder apañarme sola con Plumilla en el día a día, y aunque me suponga mucho esfuerzo y paciencia, vamos tirando poco a poco. Reconozco que cuando recogí la órtesis pensé que una cosa tan pequeña ni podía hacer mucho efecto y menos protegerme de malos movimientos, pero nada más lejos de la realidad. Y Yo encantada de haberme equivocado!


Alguna vez os habéis hecho daño serio en una mano?